Espectacular o IV día do Pequebasket en Carballo

“Ganamos todos los partidos”. Lo comentaba uno de los casi 700 niños que ayer acudieron al Día do Pequebasket de Carballo. Su entrenador le respondió: «Estáis jugando muy bien». Pero la realidad es que todos los chavales ganaron. Y ganan. Por su implicación, por querer hacer bien las cosas, por mejorar como deportistas, pero también como personas, y porque hay un club que los apoya de forma incondicional.

gracias-pequebasket

Esta es la filosofía del Escola Basket Xiria. Edición tras edición (y ya van cuatro). Una jornada, la de ayer, en la que el baloncesto ha sido un referente, sí, pero también lo fue desde el punto de vista humano y, por qué no decirlo, de promoción turística de Carballo. Niños de toda Galicia, de entre cinco y ocho años, acompañados de familiares y amigos. La organización calcula que movilizaron a 4.000 personas. Que fueron en la práctica, 4.000 comensales, 4.000 turistas y 4.000 consumidores. Y todo ello refrendado con una magnífica jornada en la que el tiempo primaveral y soleado acompañó desde primera hora de la mañana.

El Carballo Calero fue el epicentro de todas las actividades. Dentro del pabellón se instalaron cinco pistas, en las que se celebraron de forma ininterrumpida -salvo el parón para ir a comer- los amistosos 4 x 4. Fuera, la organización habilitó otros tres campos más. Se llegaron a disputar la friolera de 128 encuentros, con 64 equipos participantes. Los resultados finales fueron lo de menos. Los chavales y el club organizador ya habían ganado todos los partidos antes de empezar, porque en esta nueva edición del Pequebasket volvió a quedar patente el grado de implicación, dedicación y compromiso para que los chavales disfrutaran de una excelente jornada de ocio y deporte.

Además de baloncesto hubo tiempo para otras actividades. El Escola Basket Xiria habilitó una zona de hinchables y dos circuitos para coches a pedales. Hubo también un lugar para los juegos y otro de maquillaje. Tampoco faltaron los expositores de venta de productos deportivos y camisetas conmemorativas.

Los organizadores (un centenar de voluntarios) repartieron 800 bocadillos, por lo que hubo que disponer de seis palés. El gran protagonista volvió a ser Fernando Romay. El exjugador del Real Madrid derrochó simpatía y empatía a raudales. Y no solo entre los más pequeños, también entro los que peinan canas.

PORTADA LA VOZ DE GALICIA 18-05-2016

portada-voz-de-galicia-pequebasket

Artículo Voz de Galicia 18-05-2016

articulo-voz-de-galicia-pequebasket

Foto final

foto-final-pequebasket

Deixa un comentario

Deixa unha resposta

Tu dirección de correo no será publicada.


*